martes, 6 de noviembre de 2012

.

 A veces pienso que lo estoy haciendo mal. 
otras tantas, pienso que lo estoy haciendo excelente, y unas pocas, muy pocas, simplemente no lo pienso.
No me creerías cuando te diga que ayer me trague seis litros de whisky, 
 o que corrí seis kilómetros a la redonda
No , no lo hice. y no me gustaría hacerlo.
Ayer me puse ropa, que me daba pánico usar.

Hoy pedí disculpas, recibí  un abrazo y una propuesta para agarrar mi trasero, la rechacé
Hoy me creí mina, y no titubeé

Hoy decidí dejar el miedo atrás.
Ese que me  paraliza, el que no me deja mover un pie delante del otro.
el que me deja sin hacer las cosas. el que, maldita sea, me  ha acompañado casi mis 22 años.

Esta es, quizás, la última vez que escriba algo así. Es  más, quizás  lo publique y no lo ponga en otro lugar. lo mas probable es que nadie lo lea. No importa es para mí, no para ti.

Esta vez.
El miedo queda atrás.



No hay comentarios:

Publicar un comentario